Celebración del Día del Niño

El Día Universal del Niño y Niña es un día destinado a generar actividades que desarrollen el bienestar de todos los niños del mundo, reafirmando además sus derechos universales.
 

Un día con historia

 
En 1952, la Unión Internacional de Protección a la Infancia, sugirió la importancia de tener un día especial para festejar a los niños. Un año después, 40 países decidieron unirse a la idea, y  celebrar dicha fiesta también.
 
En 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal del Niño, y que los gobiernos lo celebraran en la fecha que estimaran más conveniente.

El día oficial para celebrar el Día Universal del Niño y Niña es el 1o de agosto, aunque cada país ha elegido una fecha para celebrarlo.
 
En México se festeja el 30 de abril, en Nicaragua el 1o de Junio, y en Panamá el tercer domingo de julio. En Uruguay se festeja el segundo domingo de agosto, en Costa Rica el 9 de setiembre, en Honduras el 10 de setiembre, y en El Salvador  y Guatemala el 1o  de Octubre. En España el día 20 de noviembre ha quedado institucionalizado como Día Internacional de los Derechos del Niño, o Día Universal de la Infancia.
 
La ONU lo celebra también el día el 20 de noviembre, en conmemoración a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño, y de la Convención sobre los Derechos del Niño.
 

Por los niños

 
En 2000, durante la Cumbre del Milenio, líderes mundiales elaboraron los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio, que cubren entre otros, la reducción a la mitad de la pobreza extrema, y la consecución de la enseñanza primaria universal para el año 2015.

Aunque los objetivos están dirigidos a toda la humanidad, 6 de los 8 objetivos están involucrados directamente con la infancia.
 
En 2012, el Secretario General puso en marcha una nueva iniciativa, La educación ante todo. Los avances en materia de educación tendrán un impacto importante en todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, reducir la mortalidad infantil y materna, mejorar la salud, asegurar mayores ingresos, y promover sociedades más respetuosas del medio ambiente.
 

En su día

 
Los niños reciben regalos en su día, y son festejados sobre todo en las escuelas en los niveles de preescolar y primaria.

Estas instituciones difunden entre los niños sus derechos y obligaciones, aunque es deber de los padres reforzar los mismos, junto con los valores que se inculcan.
 
Es una jornada de reflexión respecto a los problemas de la infancia en el mundo, y está dirigido a fomentar el interés y una mayor participación de la ciudadanía en temas que tienen que ver con la educación, la formación de valores, la protección, y la promoción de los derechos de niños y niñas. 
 


El amor que se brinda a un niño, él lo dará a quienes le rodean

 
Es fantástico para los chicos recibir un regalo en este día, y disfrutar de una jornada con el amor de la familia, sin embargo lo más importante es recapacitar con él respecto a la situación de los niños en el mundo. 
 
Enseñar al pequeño a valorar lo que se tiene, e inculcar lo importante de aprovechar al máximo las oportunidades que se le brindan, para lograr ser una persona de bien, pudiendo dar su aporte a la sociedad.
 

Un día especial para consentirlos

 
Nada más lindo para este día que empezar el festejo despertando a los chicos con un desayuno muy especial en la cama. Por lo general desayunan siempre a las corridas por llegar a tiempo a clases, y ésta es una linda forma de comenzar a consentirlos en su día.
 
Como paseos hay infinidad de alternativas, y más especialmente en el día del niño. Visitar el zoológico, recorrer un museo, ir al cine a ver algún estreno, disfrutar del parque de diversiones, o pasar un día de picnic en el parque y remontar barriletes, son opciones muy divertidas. 
 
Para los varones compartir un partido de su deporte favorito con papá puede ser un programa genial, y para las niñas disfrutar con mamá de una obra de ballet, puede ser algo mágico e inolvidable.
 


Una fiesta para el día del niño

 
Si se prefiere evitar lugares llenos de gente en este día, una buena alternativa es organizar una fiesta en casa para celebrar el día del niño. Invitar a los amiguitos de los chicos, y disfrutar de momentos inolvidables con ellos. 
 
  • Invitación: Lo ideal es a media tarde, para que los padres de los chicos los puedan llevar. Entregar divertidas invitaciones hará que los chicos sientan una gran emoción al organizar una fiesta para celebrar su día.
  • Al aire libre: El jardín es el espacio idóneo para que los chicos se sientan libres de divertirse, jugar, y comer, disfrutando de todo, en un mismo lugar.
     
  • Menú: Algo divertido es preparar bocadillos que los chicos terminan decorando en la mesa; es una original forma de personalizar el platillo y se pasa un rato muy divertido.

    Mini pizzas y cupcakes podrían ser una excelente alternativa. Otra opción muy divertida es contratar un chef que llegue a enseñar a los chicos algun platillo fácil, que luego todos degustarán.
     
  • Actividades: Hay infinidad de actividades para desarrollar entre amigos. Si los padres de los chicos participan también, se puede organizar un mini torneo maratón de juegos, con carrera de embolsados, tirar de la soga, carrera de postas, bowling con latas o bolos, entre muchos otros, donde grandes y chicos pasarán un rato muy alegre y divertido. 
     
  • Cierre: Nada más lindo que llevarse un recuerdo de tan divertida jornada, pero más inolvidable será, si lo destinado a un souvenir, como pelotas, libros, o cuerdas de saltar, fuera llevado como regalo para entregar en la casa de niños, u hospital infantil más cercano.

    Lo ideal es ya haber concertado la cita previamente, para asegurar ese momento tan especial que los chicos jamás olvidarán y llevarán siempre en el corazón.
 


Recomendaciones especiales 

 
Cuando salimos con niños a lugares muy concurridos, o en fechas especiales como ésta donde habrá multitudes, nunca está de más reforzar conductas para prevenir momentos que pueden tornarse muy difíciles.
 
1 Es recomendable conversar habitualmente con los hijos sobre cómo debe actuarse en lugares de alta concurrencia de público, sin transmitirles angustia o inseguridad, para que los niños aprenden a actuar en forma adecuada.
 
2 Siempre se debe mantener a los menores a la vista.
 
3 El menor debe saber que si no ve a sus padres, es mejor quedarse en el lugar donde está y no salir a buscarlos. Es más fácil encontrarlos si permanecen en un solo punto.
 
4 Es importante enseñar a los chicos a reconocer al personal de seguridad, policías, guardias, vigilantes,  para que se acerquen a ellos en caso que necesiten ubicar a sus padres.