Netiqueta, Etiqueta en la red

Por lo general cuando entablamos cualquier tipo de comunicación, nos basamos en normas básicas de conducta, la mayoría de las cuales parten del sentido común, y forman parte de lo que se denomina buena educación.

Esto abarca e incluye también cualquier tipo de comunicación online, aunque en este caso, habrá elementos muy importantes que no estarán presentes, por lo que debe cuidarse específicamente este tipo de comunicación. 

Por un lado se limita la comunicación al lenguaje escrito, perdiendo así valiosísima información adicional y crucial que sólo dan la entonación, los gestos, el lenguaje corporal en sí, y la empatía que pudiera crearse.

Tampoco existe en este contexto una buena instancia para el intercambio que se requiere en precisar significados e intenciones.

Por otro lado, lo escrito permanece en el tiempo y puede ser leído nuevamente, reinterpretarse, pudiendo ser malinterpretado, e incluso manipulado, por lo que conviene ser muy cuidadoso con el lenguaje y su uso.

 

Netiqueta, Netiquette


Término que conjuga los conceptos de red, net, y etiqueta. La netiqueta conforma una serie de normas de etiqueta y comportamiento general para ser aplicado en las redes, enfocadas a tratar de crear buenos hábitos y reglas de conducta básicas en los internautas, toda vez que hagan uso de Internet.

Estas normas deben aplicarse en todas las áreas online, desde los medios de mensajería instantánea, foros, blogs, redes sociales, listas de correo, correo electrónico, etc. 

Es una adaptación de las reglas de etiqueta que ya conocemos, a las tecnologías y el contexto virtual. Así como hay un protocolo para los encuentros interpersonales, la netiqueta propone un protocolo para utilizar al hacer contacto, o establecer una comunicación a nivel electrónico. La idea es crear una comunicación lo más agradable y útil posible, logrando una convivencia  virtual armónica.

Al relacionarnos en esta nueva cultura ciberespacial, es muy probable que se cometan errores. Se puede ofender sin proponérselo, o bien se puede malinterpretar lo que otros dicen y ofenderse.

Con la aplicación de la netiqueta, y sus convencionalismos ya establecidos, se logra una comunicación más efectiva y un mejor uso de los recursos y del tiempo en el ciberespacio a través de simples reglas que promueven un comportamiento adecuado en línea. 
 

 

15 reglas básicas de netiqueta

 

1 Tratar a los demás como a uno le gustaría ser tratado.

Procurar ser siempre amable, cortés, educado, paciente y respetuoso en las opiniones y participaciones de los demás.

Tener siempre presente que del otro lado de la pantalla hay otro ser humano, con ideas y sentimientos personales. 

No debería escribirse nada que no se diría frente a frente a otra persona. Si es necesario defender una postura, es bueno hacerlo tratando de no herir a otros.


2 Toda vez que sea posible, causar la mejor impresión. Tanto las palabras como los contenidos representan a la persona, por lo que es muy importante revisar y editar las propias palabras antes de enviarlas.


3 Al no contar con gestos, ni entonaciones, se debe vigilar muy bien que las palabras a usar no parezcan muy cortantes o duras. El uso de emoticones puede ayudar a hacer notar el tono que se quiere usar.

Conocer y utilizar las caritas de expresión ayudará a transmitir sentimientos e intenciones si se está expresando humor o sarcasmo. 


4 Al recibir los primeros mensajes luego de la suscripción de una lista de correo, no es conveniente contestar inmediatamente. El sistema hace circular información, donde sólo escriben quienes tienen algo realmente significativo que aportar. 

Como regla general, lo más prudente y atinado es observar sin participar durante unos días para ver el tono general de los comentarios y los mensajes, y chequear la forma en que intervienen otras personas.

Esto se conoce como lurk, estar al acecho, y es una práctica que ahorrará muchos momentos  muy embarazosos. 

Al enviar el primer mensaje, es muy importante saludar y presentarse a los integrantes del grupo. Indicar brevemente la experiencia o interés sobre el tema que se trata, y los motivos por los cuales se forma parte del grupo.

Si se hace notar algún error cometido, se debe asumir la responsabilidad conscientemente. Intentar no ser orgulloso, ya que por escrito es más notorio que en una instancia oral y presencial. Solicitar las disculpas al grupo, o a los afectados, y una vez obtenidas, continuar normalmente la comunicación.


5 Evitar escribir mensajes completos en MAYÚSCULAS, ya que en la comunidad de Internet esto se interpreta como estar GRITANDO. Las mayúsculas se utilizan sólo para resaltar una palabra, o una idea. 


6 El correo electrónico no implica inmediatez, y lo recomendable es responder a los mensajes en un plazo de tiempo razonable, siendo hasta 24 horas, un tiempo más que prudente para responder.


7 Al contestar un mensaje, es importante dar alguna cita, aunque escueta, para que se sepa a qué refiere el tema. Siempre que sea posible contestar al principio, dejando la cita al final.


8 Ser lo más claro posible. Una forma de hacerlo es que el encabezado del email,  por ejemplo, refleje lo más fielmente su contenido. Colocar siempre una breve descripción del tema del mensaje en asunto, para que el destinatario pueda evaluar de inmediato la importancia del contenido. Evitar que la misma sobrepase la extensión de cuatro o cinco palabras.

Es importante utilizar el espacio de  asunto, subject, correctamente, cambiándolo cuando se esté contestando o participando  de algún mensaje cuyo tema ya no es el original.

Los mensajes que se envían a listas de correo serán recibidos por todos sus miembros, por lo que es importante enviar sólo los mensajes que sean de interés de todos, enviando los mensajes más personales solo a los interesados, de manera personal y privada. 


9 Ser breve. Un mensaje corto es más probable que sea leído. Lo más adecuado es evitar extenderse mucho en comentarios o explicaciones.

Procurar que los mensajes tengan un formato agradable a la vista y fácilmente legible. Dejar una línea en blanco entre párrafos, y escribir con claridad usando los signos de puntuación correctamente. 

Generalmente es preferible escribir sin acentos, ya que éstos se codifican de diferentes formas en los distintos sistemas operativos y estos códigos pueden aparecer en el texto, entorpeciendo seriamente la lectura. 

Limitar la longitud de la firma, el texto que se añade automáticamente a los mensajes, con datos como dirección, URL de la página, etc., a tres líneas como máximo, ya que resulta más profesional.


10 No es prudente ni adecuado enviar anexos, attachments, a la lista de correos, lo correcto es colocarlos en la red y enviar el URL, para que los interesados puedan accesarlos.


11 Jamás contestar un email estando enojado o molesto. Se debe ser tolerante y tener como aliado inseparable el botón de borrar, delete, que permite ignorar cualquier mensaje indeseado. A quienes envían mensajes con amenazas o burlas a las listas de correo, lo adecuado es no entrar en su juego, y no contestar. 


12 No debe citarse en público correos electrónicos o comunicación, que haya sido enviada en privado.


13 No utilizar la lista de correo para promocionar o difundir causas religiosas, filosóficas, políticas, o de cualquier índole que no refiera al tema que se esté tratando.


14 Jamás criticar las faltas de ortografía y gramática, ya que se consideran de muy mal gusto y una falta total de netiqueta.

Asimismo es adecuado utilizar un español lo más neutro posible, ya que cada país de habla hispana tiene sus propios giros y modismos, y algunas palabras tienen significados que pueden llevar a confusiones y malas interpretaciones. 

 

15 Si se quiere dejar de recibir información de una lista de correo determinada, la netiqueta indica que basta con responder el mensaje, reply, tipeando la palabra Unsubscribe en el espacio de asunto, subject, dejando en blanco el espacio para el mensaje.

De este modo se ahorra en tiempo, espacio, y explicaciones.