5 consejos para elegir el centro de mesa floral para tu boda

En la celebración de toda boda es necesario poner especial cuidado hasta en el más mínimo detalle para lograr de este día algo único y muy especial.

Los centros de mesa tienen un gran protagonismo, acompañan y complementan la decoración del evento y el estilo de los novios, siendo un elemento infaltable en cualquier boda. 
 
Existen infinidad de estilos y modelos de centros de mesa para cada boda, y seguramente uno especial y único para tu estilo personal.

A continuación presentamos 5 claves para la mejor elección del centro de mesa floral para tu boda:
 
 
1 El color y la belleza de las flores llenará de alegría y vida la celebración.

La elección de los colores se hará en base a los colores del ramo de la novia, y la gama cromática elegida en la decoración del lugar, para así mantener una armonía.

Lo más importante es manejar un esquema cromático bien definido para crear un sentido de unidad y uniformidad, logrando así que las mesas luzcan fantásticas.

 
2 Lo ideal es elegir y utilizar flores de temporada, ya que de lo contrario se hará difícil y muy costoso conseguirlas.

Es importante entonces conocer cuál es la temporada de tus flores preferidas, para cotejar con la fecha de tu boda.

 
3 El estilo de boda que hayas planificado, clásico, moderno, campestre, vintage, ecológico, etc., determinará el tipo de arreglo floral y los colores a utilizar. 

 
4 Asimismo debes tener en cuenta el lugar y la hora, sea la boda en un jardín, la playa, un salón; durante el día, o por la noche.


Esto además determinará los recipientes y accesorios más bellos, originales y adecuados a utilizar para dichos centros de mesa.

 
5 El asesoramiento profesional a la hora de elegir el tipo de arreglo y los colores del mismo, es vital para asegurarnos el más deslumbrante y magnífico resultado.

Lo más recomendable es ver todas las alternativas para analizar las más acordes a lo planeado, y decantar finalmente por lo más adecuado.
 
 

Para tener en cuenta

 
- Para una boda alegre, fresca, llamativa y primaveral nada mejor que arreglos florales multicolores o en colores vibrantes, amarillo, naranja, rojo, verde, fucsia.

- Para bodas campestres puedes pensar en utilizar flores secas para los centros de mesa. Asimismo las flores silvestres son excelentes para bodas al aire libre y en verano. 

- Los centros de mesa compuestos por varios arreglos pequeños son muy versátiles y pueden ofrecerse como recuerdo a los invitados.

- Los centros de mesa con base de vidrio además de ser hermosos pueden vestir cualquier mesa con mucho estilo, y elegancia. Son una opción muy versátil y bella que hará que las flores luzcan al máximo de su esplendor.
 


Centro de mesa floral multicolor

 
Utilizar arreglos florales coloridos creará un clima muy alegre y emotivo, logrando transmitir el sentimiento de los novios.

Son especialmente adecuados para utilizarlos en bodas primaverales, en horas del día, y al aire libre.
 
 
- Para lograr una atractiva decoración con arreglos de flores multicolor, los colores pueden contrastar pero siempre luciendo armónicos juntos. Lo ideal es que no sean más de cuatro colores los utilizados en el arreglo floral multicolor.


- Cuando se opta por arreglos florales coloridos, lo más adecuado es que la mantelería de las mesas sea blanca para no saturar la decoración y lograr que los arreglos resalten y luzcan extraordinariamente bellos.
 
 

Centro de mesa floral monocromático

 
Esta alternativa da un aire especialmente elegante, clásico y sofisticado a cualquier boda, y se adecua a cualquier tipo de celebración, sea al aire libre, en un salón, durante el día o la noche.

 
- Los centros de mesa monocromáticos pueden estar compuestos por una misma flor o por flores diferentes del mismo color, rosas, hortensias, jazmines, etc. 

 
- Pueden realizarse con el tallo de la flor, o solo el pimpollo.
Utilizar flores dentro de la misma gama cromática da un efecto hermoso y elegante al centro de mesa.
 

- Estos centros de mesa lucen muy delicados y pueden combinar o contrastar a la perfección con el color de la mantelería.