Tocados y turbantes

Los tocados y turbantes favorecen un porte distinguido, y ofrecen un halo de sofisticación y misterio que los convierte en un accesorio indispensable para eventos especiales y mágicos como son las bodas.

Estos accesorios levantan y llenan de glamour cualquier look, transformando cualquier vestido simple y sencillo, en un outfit único.

Permiten además lucir radiantemente bellas y elegantes sin la necesidad de un peinado muy elaborado. 

Suelen aportar mucha luminosidad al rostro, además de verticalidad o toque discordante que pueda necesitar el look. Son accesorios que dan un toque chic, elegante y muy personal.

Son más formales los que cuentan con detalles en cristales y piedras finas, aunque hay fabulosos diseños que derrochan creatividad y fantasía, adornados con plumas, flores, perlas, lentejuelas, encajes, rejillas y tul. 

Son especialmente románticos los tocados con redecillas, inspirados en los antiguos velos jaula, dando un aire muy vintage, y aún más si llevan flores.

Lo más recomendable es probar varios diseños y formas hasta encontrar el más adecuado y favorecedor para el rostro, aunque es imprescindible sentirse muy cómoda para poder lucirlo, y resaltar así el estilo y personalidad de quien lo porte. 

Las bodas son eventos en los que se debe lucir radiante, hermosa y a gusto consigo misma, por lo que si provoca incomodidad o cierto pudor llevar puesto un tocado o turbante, es preferible descartar la alternativa de lucir uno.

 

Las 9 reglas básicas para lucir tocados y turbantes
 

1 Según el estilo, el look debe ser armonioso para lucir elegante y atractiva, y no pecar en excesos. Debe haber equilibrio entre el vestido y el tocado o turbante.

- Si el vestido y demás complementos son sencillos, el tocado o turbante puede ser más vistoso y tener más protagonismo. 

- Si por el contrario son llamativos y elaborados, lo ideal es optar por un tocado más simple y discreto, como simple detalle sofisticado al peinado y la imagen general.
 

2 Tanto el tocado como el turbante, no se debe quitar en ningún momento, por lo que es importante al elegirlo considerar:

- Que el mismo sea muy cómodo, buscando la colocación menos incómoda. 

- Optar por tocados más livianos, que no lastimen y no pesen mucho, especialmente para eventos más extensos.

- Contar con buenos enganches para sujetarlo bien; se requiere un especial cuidado con las horquillas, ya que las mismas deben quedar bien disimuladas.



3 Si los tocados se colocan rectos al centro, deben tapar la frente, y si se colocan hacia la derecha, deben tocar la ceja.

Cuando va ligeramente inclinado, es siempre hacia la derecha, ya que según las normas protocolares, el acompañante debe ir a su izquierda.
 

4 Tener especial cuidado a la hora de los saludos y presentaciones procurando no enredar o enganchar el cabello o tocado de otras mujeres.

Si el tocado es muy voluminoso, es preferible optar por saludar con la mano, o con un simple beso simulado en la mejilla izquierda.


5 Según la hora del dia,

- Para eventos durante el día donde el protocolo exige vestido corto, se pueden utilizar tocados más elaborados y voluminosos, vistosos, ligeros y de colores más vivos.

- Para eventos en la noche, sobre todo acompañando vestidos largos, el tocado debe ser más pequeño para no restar protagonismo al vestido ni dar un aspecto demasiado recargado, aunque más potente, con mucho brillo, lentejuelas, cristales y fantasía en el diseño. 


6 Según el corte de cabello


- Para melenas largas, los tocados siempre quedarán más elegantes si se llevan con un hermoso recogido o semirecogido. 

- Las mujeres con melena corta pueden llevarlo con el pelo suelto. 

- Jamás lucir un tocado si se cuenta con flequillo.

- Los turbantes hacen lucir mucho más elegante, atractiva y glamorosa con el pelo suelto.


7 Según el color de cabello


- A las morenas les favorecen los tocados y turbantes en colores claros, dando más luminosidad al rostro.

- A las rubias, los tocados y turbantes en colores oscuros destacan las facciones y el color del cabello.


8 Según la figura

- Para las más bajas, se recomiendan los diseños verticales y alargados, aunque no muy voluminosos. Detalles como las plumas de faisán ayudan a lucir más alta y estilizada.

- Para las altas, lo ideal es buscar diseños que destaquen las formas horizontales, así como tocados más pequeños para no sumar centímetros.

- A las robustas ayuda armonizar la silueta compensando con un tocado de proporciones generosas, aunque cuidando de no exagerar. 

- A las delgadas les favorece más un tocado discreto diseñado con piezas más bien pequeñas.



9 Según la época del año

- En primavera y verano, se llevan materiales más fluidos y ligeros como rafia, seda, encajes y tules.

- En otoño e invierno, son más adecuados los materiales más cálidos como terciopelo, fieltro, razo y organza.