6 pasos para encontrar el tono perfecto para tu vestido de bodas

Los vestidos de novia ya no son de un blanco puro, la variedad de tonos y matices del color puede ser el primer paso para encontrar el que te hará brillar con una deslumbrante luz propia, favoreciendo tu imagen y estilo en ese día tan especial.
 
El día de la boda queremos vernos radiantes, y para ello debemos dar la importancia que se merece al papel protagónico que juega el tono del vestido de novia.

Para encontrar el vestido de bodas perfecto debemos elegir el color de vestido que va mejor con el color de cabello, de piel, y de ojos.
 
 

6 pasos para detectar el blanco que mejor te va


 

1 Buena luz

 
Busca un lugar con buena iluminación y un espejo grande para hacer las pruebas de color.
 
 

2 Cartilla de puntuación

 
Recomendamos dar un puntaje a cada tela que pruebes.  

Marca columnas con los siguientes datos: 
 
Color: indicando en ella Blanco Marfil por ejemplo.
Luminosidad: indicar si produce cierta luminosidad al rostro y puntuar con poco, medio, o alto.
Efecto: con si y no, para cada aspecto.
Estrella: marca con un asterisco sólo en caso que por ninguno o muchos motivos ves que va perfecto y armonioso con tu rostro ojos y cabello.

 

3 Jueces


Nadie mejor que tu mamá, hermanas y mejores amigas, personas de máxima confianza, para acompañarte y tener así más opiniones.
 
 

4 Luminosidad

 
Sin maquillaje, coloca alrededor del cuello un pedazo de tela de cada uno de los tonos de blanco que más te atraigan, cuanto más variedad, más alternativas de encontrar el tono perfecto.
 
 

5 Efecto

 
Revisa cada color acercando la tela a tu rostro y teniendo en cuenta que ciertos aspectos negativos no se vean resaltados: imperfecciones, cicatrices, ojeras, arrugas, manchas, o palidez.
 
 

6 Resultados

 
Al finalizar el análisis tendrás en tu cartilla una tonalidad de blanco con resultados que, en comparación con los otros, se acerque o sea definitivamente la perfección.
 

Una guía que también te ayudará en base a tu tono de piel
 

Para piel muy blanca, te irá magnífico un vestido de novia color blanco marfil o blanco natural, mientras que un blanco puro o brillante te hará lucir demasiado pálida. 
 

Para una piel blanca con tonos rosas te sugerimos optar por un color blanco crema, que te hará lucir sencillamente radiante. 
 

Para piel blanca con tonos amarillos u oliva, te sugerimos usar un color blanco natural o un brillante blanco champagne, evitando el blanco marfil. 
 

Para una piel morena, todos los tonos de blanco te quedarán espectacularmente bien, y muy especialmente el blanco puro o brillante. 
 

 

Más color

 
Muchas novias buscan acentos o detalles de color para sus vestidos de novia, y son cada vez más usados por diseñadores que presentan alternativas más audaces, modernas y menos convencionales en sus diseños de vestidos de novia. 
 
Se incorporan tonalidades pastel para vestidos de bodas, y tonos muy fuertes y  vivos para detalles en diseños de vestidos de novia con un estilo más audaz, vanguardista e innovador.