Primera Comunión, 8 Tips para su Celebración

La Primera Comunión corresponde al segundo sacramento, luego del Bautismo, y antes de la Confirmación, dentro de los tres primeros de la iniciación cristiana.

Es cuando por primera vez los fieles reciben el sacramento de la Eucaristía o Sagrada Comunión. 

Generalmente se celebra entre los 8 y 10 años de edad, y es durante la celebración de una misa, donde podrán por primera vez comulgar y alimentar el alma, recibiendo el cuerpo y la sangre de Cristo, a través de la hostia y el vino. 
 
En estos sacramentos se exterioriza la entrega y devoción de los católicos hacia Dios, ser sus hijos, y a su lado tener vida eterna, y la primera comunión representa un paso más en el compromiso religioso del niño, en su vida cristiana.
 

Eucaristía

 
La Eucaristía es la consagración del pan de trigo y el vino de vid, en cuerpo y sangre de Cristo, reviviendo como sacramento, el sacrificio de Jesucristo en la Cruz.

Dada la fe, se cree profundamente en la presencia de Jesús en la hostia y el vino, más allá de su simbolismo.

Es una experiencia muy íntima y personal que supone el encuentro pleno entre la persona, Jesús, y su profundo amor mutuo.
 

Catequesis

 
Es el curso a través del cual los catequistas enseñan los principales preceptos de la Iglesia, y los conocimientos y oraciones básicas que los fieles deben conocer antes de tomar la Primera Comunión. 
 
Es importante que la familia y especialmente los padrinos se involucren en esta etapa y participen de algunas jornadas con los hijos y ahijados durante el proceso de catecismo. 
 
Regularmente dura alrededor de un año, y una vez terminado, los cristianos deben recibir el sacramento de la confesión o penitencia, para lograr el perdón de Dios por los pecados cometidos, y así poder participar de la Eucaristía.
 

Simbolismos

 
La Vela blanca decorada que portan los niños, se encenderá con el Cirio Pascual, que representa a Jesucristo como luz del mundo, al iniciar la Liturgia.

Reciben así la luz de Cristo, como guía que ilumina sus pasos hacia la luz eterna. 
 
El Rosario que llevan simboliza la confianza en la Virgen María, como madre del cielo, y se comprometen a rezarlo con frecuencia. 
 
La Biblia que portan simboliza la compañía de Jesucristo por el resto de sus vidas, la leerán para conocer mejor a Jesús, procurando siempre  asemejarse a él.
 
El Crucifijo que llevan tanto niñas y niños, recuerda y simboliza las palabras de Cristo, cuando decía que quien no tome su cruz, no será digno de él. 
 

8 tips para la mejor celebración

 
Por lo general la celebración religiosa se realiza con el mismo grupo de la parroquia que cursó la catequesis, aunque también se puede tomar en forma particular.

Sea como fuera, para festejar al niño, y hacer de ésta una celebración inolvidable, se debe tener en cuenta:
 
1 Quien toma la primer comunión será el homenajeado y protagonista de la celebración, por lo que la fiesta será básicamente con los amigos del niño, familiares cercanos y sus padrinos, lo que nos da una idea del tipo de celebración a organizar.

Por ser la mayoría niños, y por tratarse de una fiesta de carácter familiar, lo más recomendable es hacerla durante horas del día.
 
2 Debemos buscar una locación adecuada para este tipo de evento social. Lo más adecuado es que la distancia de la Parroquia al lugar de la celebración no sea muy distante, y si lo es, tener previsto y acondicionado el traslado de los invitados.

Si el clima lo permite, lo ideal es realizar el festejo al aire libre, en algún jardín grande con carpas, y espacio suficiente para juegos infantiles de tipo inflables o gymkhana para compartir con los adultos también.

Si el jardín de la casa es suficientemente grande, será perfecto ya que imprimirá aún más su carácter familiar. Hoy día se ofrecen hermosas quintas, chacras, o fincas, así como también salones especialmente acondicionados para organizar y desarrollar este tipo de celebraciones. 
 
3 Es recomendable en todos los casos contar con un servicio de organización de eventos especializado en celebraciones de este tipo. Los mismos se hacen cargo de todo lo relacionado a la celebración, cuidando hasta los más mínimos detalles.

Desde el diseño de las invitaciones, que acompañarán el estilo decorativo elegido para la fiesta, hasta la decoración de la iglesia y del lugar del festejo, en base a los tonos blanco y amarillo clásicos para este tipo de celebración religiosa.

Se encargarán asimismo de las actividades para entretener a grandes y chicos, el menú que debe ser inteligentemente pensado para adultos y niños, los recordatorios para entregar a nuestros invitados en agradecimiento por compartir con nosotros tan entrañable celebración,  y todo lo referente a la  filmación y fotografía, para dejar grabado este acontecimiento cargado de tanta emotividad y alegría.

Es, sin lugar a dudas, una gran ayuda que permitirá disfrutar muchísimo más de la celebración.
 
4 Para las actividades de los chicos se puede optar por payasos, magos, grupos musicales, juegos inflables, piñatas, cabinas de fotografía con disfraces, entre muchísimas otras.

Los grandes pueden tener su propio momento de entretención con magos, o bien participando de un gymkhana con los chicos. Lo ideal en este caso es organizarlo con un sólo equipo de chicos y grandes participando de los distintos juegos, para luego repartir el premio final entre todo los niños.

Se puede incluir carreras de embolsados, de canguro, con una pelota entre las piernas, la carrera de la cuchara y el huevo duro, etc. Contratar un monitor o animador, hará de ésta, la actividad más divertida para todos.
 
5 Respecto al menú, lo ideal es pensar en mini bocados, para que sea práctico y fácil, al tiempo de ser muy atractivo y rico para los más chicos y los grandes también.

Debemos buscar bocadillos y bebidas que estemos seguros los chicos disfrutarán mucho comiendo y bebiendo. Algo muy novedoso, divertido y limpio, es presentar mini sandwiches, mini hamburguesas, mini hot dogs, o mini pizzas, y una gran variedad de mini cupcakes dulces; con esto tendremos el éxito garantizado.

Un queque o pastel acorde al estilo y la decoración, con una connotación religiosa, será un buen complemento a la celebración. 
 
6 La ropa de la niña o niño que tomará la Primera Comunión debe estar muy bien acondicionada en todos sus detalles, desde los zapatos, diadema o tocado, y cruz.

Lo mismo respecto al peinado, debe verse bien arreglado, pero sin perder la naturalidad. Asimismo se debe pensar en la familia más cercana; para estar acordes, mamá, papá y padrinos se verán muy bien si visten sobrios y elegantes,  y los hermanos acompañando también en elegancia.

Es recomendable tener una muda para el homenajeado, así  podrá estar muy cómodo a la hora de festejar  y jugar entre amigos.
 
7 Para cerrar la celebración hay muchas opciones muy lindas y emotivas, recomendamos como más adecuadas soltar mariposas vivas, o palomas bio, estas últimas, al caer en tierra llevan consigo semillas que germinarán en el lugar en que finalmente caigan.

También son hermosas actividades las de soltar globos de cantoya, aunque siempre deberá hacerse con la supervisión de adultos, y los fuegos de artificio, que si bien son maravillosos, se debe tener en cuenta que podrá impresionar y asustar a los más chicos por los estruendos.
 
8 En cuanto a los recordatorios, hay una variedad muy grande de opciones.

Las medallas grabadas son un clásico, también se estila entregar objetos realizados por los propios chicos, buscando siempre que tengan cierta utilidad.

Sin embargo la tendencia hoy día es obsequiar galletitas semejando lollipops y paletas multicolores, o cupcakes decorados con alusión a la celebración.