Aniversario de Casados, Celebraciones entrañables y muy románticas

El aniversario de bodas es un festejo muy popular, celebrado por parejas que conmemoran el fortalecimiento y la continuidad de una etapa de sus vidas, y de un proyecto en común, la familia. 
 
Año tras año, el aniversario de bodas es un momento de reflexión y disfrute para compartir en pareja, siendo tradicional que los contrayentes se den un regalo, y realicen una actividad que ambos disfruten, conmemorando un año más de convivencia.
 
Lo más usual es que los aniversarios se celebren de manera privada, aunque los 25, 50 y 75 años de casados, se suelen festejar y agasajar a lo grande, con amigos y familiares.
 
 

Celebrar en pareja

 
Llevar una vida de casados implica sacrificio, comprensión, tolerancia y respeto de ambas partes, y esto junto a un amor incondicional, consolidan la relación de pareja.

Sumado a esto, una buena comunicación y la capacidad de no perder el buen humor, serán ingredientes indispensable en la construcción de un matrimonio saludable y fuerte. 
 
El aniversario de bodas es un día muy especial para estar juntos, celebrar, y renovar el compromiso y promesas de amor que una vez se han hecho.

Las parejas suelen realizar una pequeña celebración en privado, ya sea en casa, o en algún lugar que sentimentalmente represente o evoque momentos felices de los contrayentes.
 
Escaparse a un viaje relámpago de fin de semana para dos, compartir una romántica cena en el restaurante más elegante, o en el mismo donde declararon su amor, acudir cómplices a una capilla a renovar sus votos de amor, o disfrutarse de la compañía de cada uno en este día, pueden ser las mejores maneras de celebrar.

 

Grandes festejos

 
Para celebrar las grandes fechas de 25, 50 y 75 años de casados a lo grande, nada mejor que contar con la ayuda de organizadores de eventos.

La idea es no estresarse con los preparativos, sino simplemente gozar y disfrutar con hijos, nietos, familiares y amigos, testigos de tanta vida compartida.
 
Es momento de volver a sentirse una flamante novia, e imaginar la celebración más mágica, romántica y alegre. Y para repetir tan memorable fecha de matrimonio, habrá que pensar en una segunda luna de miel.

El destino?, el más exótico, o el que se debió desestimar años atrás, por razones ajenas a la voluntad.  
 


Tradición medieval

 
En la Alemania medieval, si un matrimonio llegaba a los 25 años de casados, la esposa era coronada por amigos y familiares con una corona de plata. Se reconocía y festejaba a la pareja  por el logro de haber disfrutado en armonía, de tan larga vida juntos. 
 
Si se llegaba a 50 años de casados, la esposa era agasajada con una corona de oro, con lo cual estos aniversarios fueron conocidos desde entonces como bodas de plata y bodas de oro respectivamente. 
 


Aniversarios & Materiales 

 
Con el tiempo, la cantidad de aniversarios celebrados fue incrementando, y la tradición alemana se fue expandiendo por todo occidente. El material con que se confeccionaban los regalos fueron dando así nombre, a los diferentes aniversarios.
 
Conforme pasan los años de casados, dichos materiales van, desde lo más frágil como el papel, a lo más duro y sólido como el diamante, simbolizando una mayor fortaleza con cada año de relación. Entre los distintos aniversarios de bodas, los más destacados son:
 

1 año de casados, Bodas de Papel

2 años de casados, Bodas de Algodón

5 años de casados, Bodas de Madera

8 años de casados, Bodas de Bronce

10 años de casados, Bodas de Estaño o Aluminio

15 años de casados, Bodas de Cristal

20 años de casados, Bodas de Porcelana

25 años de casados, Bodas de Plata

45 años de casados, Bodas de Zafiro

50 años de casados, Bodas de Oro

60 años de casados, Bodas de Diamantes

75 años de casados, Bodas de Platino