6 de Enero, Día de Reyes

Los Reyes Magos son los visitantes que tras el nacimiento de Jesús de Nazaret, acudieron a rendir homenaje y a entregar regalos de gran riqueza simbólica, oro, incienso y mirra al niño Jesús.

El término Magos refiere a su condición de hombres sabios, hombres de ciencia. 
 
 

Melchor, Gaspar y Baltasar

 
La primera vez que surge el nombre con que hoy conocemos a los Reyes Magos es en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena, Italia.

El friso de la imagen está decorado con mosaicos de mediados del siglo VI. Encima de sus cabezas se pueden leer tres nombres, Gaspar, Melchior, y Balthassar.
 
 

Leyenda

 
La leyenda cuenta que tres Reyes Magos venían de tierras remotas, e iban guiándose por una estrella que les conduciría a Belén, la estrella de Belén, en busca del niño Jesús, a quien reconocían como el Hijo de Dios. 
 
Antes de llegar, encontraron al rey Herodes el Grande en Jerusalén, quien astutamente les pidió noticia del sitio exacto donde se encontraba dicho niño, para poder ir él también a adorarle, cuando en realidad lo que quería era darle muerte.
 
Buscaron al niño Jesús recién nacido y le adoraron, ofreciéndole oro, presente conferido a los reyes, incienso representando su naturaleza divina, y mirra como bálsamo para su futuro sufrimiento. 
 
La historia cuenta de un ángel que se apareció a los Reyes Magos, y les advirtió del peligro que corría Jesús si ellos obedecían el deseo de Herodes, por lo que no volvieron por el mismo sitio. 
 
 

Celebración

 
Cada 6 de enero se festeja la llegada de Los Reyes Magos en España, México, Puerto Rico, Paraguay, Uruguay, Colombia, Argentina, y República Dominicana. 
 
En algunos países se organiza la llamada Cabalgata de Reyes durante el día 5 de enero, donde los Reyes suelen ir montados a caballo, camello, o en carrozas, vestidos con mantos y coronas, atrayendo la atención y la ilusión de cientos de niños, pues son los mismos Reyes Magos que en la noche les traerán regalos.
 
 

La llegada de los Reyes Magos

 
Los niños deben enviar una carta a los reyes enumerando los regalos que quieren, y los méritos por los que merecen recibirlos. 
 
Es tradición que la noche del 5 de enero los niños dejen sus zapatos en algún lugar de la casa, junto a la puerta, o en una ventana. Junto a los zapatos se dejan dulces para regalar a los Reyes Magos, además de agua y pasto, como alimento para los camellos. 
 
A la mañana siguiente se encuentran allí regalos en lugar de los dulces, y suele quedar un desparramo de grama y agua provocado por los sedientos camellos.
 
 

En el mundo

 

España


Según la tradición los regalos de Navidad los traen los Reyes Magos a los niños la noche del 5 al 6 de enero.

El día 6 de enero es festivo en toda España, y es típico desayunar el Roscón de Reyes, que suele contener una figurita dentro, conocida como "la sorpresa".

Se trata de un pastel circular decorado con frutas que simbolizan las piedras preciosas que adornaban la elaborada ropa de Los Reyes Magos.
 

México


El 5 de enero por la noche se parte una Rosca de reyes que es tomada con chocolate, café o atole. En Yucatán se encuentra el segundo santuario más importante de los Tres Santos Reyes, ubicado en la ciudad de Tizimín.
 

Puerto Rico


En la noche del 5 de enero los niños recorren el patio recogiendo grama que colocan en una caja de zapatos junto a su cama. La grama es para alimentar a los camellos, y los reyes entonces dejan regalos en las cajas.
 

Perú


La celebración que se acostumbra es la llamada Bajada de Reyes, que consiste en que una familia o comunidad realiza una pequeña celebración mientras se va desmontando el Nacimiento
 
 

Otras costumbres  del 6 de enero

 
En el tiempo de la colonización española, Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, México y Uruguay, daban este día de asueto a los esclavos negros, que salían a las calles a bailar al ritmo de sus tambores.

Esto originó el nombre de Pascua de los Negros en países como Paraguay, día donde la comunidad Afro paraguaya celebra su santo, San Baltasar.
 
Los países de habla inglesa dedican el día 6 de enero a desmontar el arbolito y los adornos de Navidad. Esta costumbre se ha extendido a países de América Latina, convirtiéndose en el último día de la temporada navideña. 

 
 

Rosca de reyes:
 

Para la masa


- Fermentar 50 grs de levadura fresca con 1 cucharada de azúcar y leche tibia, y dejar reposar hasta que haga espuma.
 
- Colocar en un bol 1 kg. de harina y 250 grs. de azúcar.

- Mezclar con la mano, añadir 4 huevos uno a uno, agregar la ralladura de la cáscara de 2 limones y el fermento.

- Mover con las manos hasta unir los ingredientes, se puede trabajar la masa con un poco de leche.
 
- Colocar la mezcla sobre la mesada con harina y se trabajar bien la masa agregando de a poco 200 grs. de manteca blanda, la masa queda un poco pegajosa, se pega a los dedos, no agregar harina. 
 
- Dejar levar en un lugar protegido de corrientes de aire, dentro de un bol y tapado con film, por más o menos hora y media, o hasta que duplique su volumen.
 
 

Para la crema pastelera


- Colocar en cacerola 2 huevos, 2 yemas, 2 cucharadas de fécula de maíz, 200 grs. de azúcar, y 1 litro de leche caliente. 

- Llevar a fuego lento y revolver siempre hasta que rompa el hervor.
- Dejar enfriar un poco y poner en una manga con boquilla rizada.

- Desgasificar la masa una vez haya leudado y hacer dos bollos, dar forma de rosca, pintar con huevo y poner sobre la placa de horno.

- Con una manga colocar encima de la masa mucha crema pastelera.
 
- Hornear en horno precalentado durante 30 minutos a 220ºC y llevar luego a 200ºc durante 30 minutos. Sacar del horno, dejar enfriar y disfrutar.
 
 
A dejar entonces los zapatos, dulces, agua, pasto, y….felices Reyes!