10 reglas básicas para quienes van a saludar a la flamante Mamá

Es el primer evento social al que se enfrenta una mujer luego de dar a luz, y para el cual jamás esta arreglada y preparada como quisiera. 
 
No seria una mala idea pasar a familiares y amigos un manual de oro del buen visitante, para así hacerle la vida más fácil a la flamante mamá.
 
 

Llega el gran día, nace tu bebé

 
Nace tu bebé, y vives la experiencia más increíble de tu vida, conoces por fin a tu adorado bebé, no puedes sentirte más feliz, aunque muy probablemente estés muy cansada también.
 
Muy pronto la habitación de la clínica comenzará a llenarse de gente, el teléfono no dejará de sonar, el bebé te requerirá, y tu queriendo tener un poco de paz.

 

 

10 reglas básicas...

 


1 Primeras 24 horas sin visitas

 
Durante las primeras 24 horas del nacimiento del bebé, nada de visitas.

El entorno de la pareja y el bebé debe ser de mucha paz y tranquilidad, para promover la rápida recuperación del cansancio y agotamiento que implica cualquier parto.

Este clima facilita además una excelente vinculación de los padres con el bebé.
 


2 Avisar antes de ir a visitar


Sea en la clínica o ya en la casa, nunca llegar de sorpresa. La mamá podría estar en pijama a las cuatro de la tarde, o simplemente no estar de ánimo para recibir visitas relámpago. 

 

3 Sólo visitan la clínica los más allegados

 
Si no tienes mucha confianza con los flamantes papás mejor no ir a la clínica, es preferible buscar otro momento para hacerlo.

No es para nada cómodo recibir extraños en camisón, dolorida y mal dormida.

 

4 Abusar de medios de comunicación alternativos

 
Es Increíble cómo, aparentemente, el nacimiento de un bebé nos obnubila al punto de olvidarnos que contamos con fantásticos medios para comunicarnos que no sean de forma personal, y de los que generalmente abusamos a diario. 
 
Algo tan sencillo y común como un simple mensaje de texto, un wassap, twitter, o vía facebook entre otros. Creanme que los flamantes padres estarán felices de devolver y agradecer el saludo, seguramente hasta acompañado de las primeras instantáneas de su retoño.
 
Este será el mejor medio para incluso programar y agendar una futura primer visita cuando mejor le quede a la flamante mamá.
 
 

5 Hacer visita de médico

 
Si de todas maneras tienes previsto llegar a saludar y felicitar, que la visita sea como comúnmente decimos, de médico, es decir super corta. 10 minutos es más que suficiente para conocer al bebé y felicitar a los flamantes padres.
 
Los recién nacidos comen muy seguido y necesitan que se les cambie muy a menudo el pañal, por lo que los padres están demasiado ocupados como para atender y escuchar visitas.

Además la mamá requiere de cierta intimidad para amamantar tranquilamente a su bebé.
 
 

6 Evitar opiniones y recomendaciones

 
Una mamá de estreno suele recibir cientos de opiniones y recomendaciones contradictorias que sólo generan incertidumbre, entonces si quieres ayudarla, mejor no le digas nada. Lo más acertado es solo dar consejos si los piden. 
 
 

7 Si llevas regalo al bebé y tiene un hermano mayor, que sean 2!

 
Los hermanitos mayores pueden sentirse muy desplazados cuando nace un bebé en la familia. Un detalle sencillo para el hermano mayor, le demostrará que lo tenemos muy presente.
 
 

 

Ya en casa….


 

8 Luego de de las 7 de la tarde ya no se visita a un bebé


Es la hora cuando generalmente los bebés comienzan la rutina del baño, masajes, compartir un rato con mama y papa, y a dormir.

Una visita a esa hora puede echar a perder todo eso y lo que es peor, provocar una mala noche al bebé y sus padres.
 
 

9 Si ofreces ayuda, que sea en temas de la casa

 
La mayoría de la gente ofrece su ayuda para atender al bebé mientras la mamá cocina o acomoda la casa. Lo realmente útil sería que te ofrecieras a cocinar, hacer la compra o doblar la ropa mientras ella cuida tranquila al bebé.
 
Cuando en la casa hay hermanos mayores es de gran ayuda en los primeros días, ofrecerte llevarlos al parque o al cine, para que mamá atiende más distendida al bebé.
 
 

10 Si la familia es muy grande lo ideal es organizar una celebración grupal

 
Es mejor hacer una reunión de 40 personas, a tener el goteo constante de visitas de tíos, primos y amigos más cercanos, que parece no acabar nunca. Es además un hermoso y entrañable motivo para reunir a nuestros seres más queridos.
 
Lo ideal es que la familia más cercana lo organice, y mejor aún si es fuera de casa, de esta manera se programará con más tiempo.

Será seguramente la primer salida del bebé, pudiendo los felices papás volver a casa distendidos y relajados cuando así lo prefieran.