México como destino para Bodas

¿Qué lugar elegir para una boda destino? Es muy sencillo. México es la mejor opción.

Hay que tener en cuenta que en México existen 37 sitios y gastronomía considerados Patrimonio Universal de la Humanidad, 3 mil años de historia, 40 mil sitios arqueológicos,14 hoteles AAA de 5 diamantes, 623 mil habitaciones de hotel, 50 campos de golf de clase mundial, 174 zonas naturales protegidas, segundo lugar en viajes de lujo y primer lugar en spas, únicamente después de Estados Unidos, con respecto al mayor número de spas.. México es el principal país a nivel internacional para un viaje de destino.
 

Otros factores importantes


La belleza natural de México, con miles de escenarios maravillosos para una boda perfecta: su historia y diversidad cultural, la existencia de una infraestructura de alta calidad y servicios capaces de satisfacer a los paladares más exigentes, auténticos o extravagantes que podemos encontrar, la geografía e historia que lo han convertido en un país extraordinariamente diverso.

Los paisajes de ensueño como playas con mar azul y arena blanca, rodeadas por la vegetación de un bosque tropical, hasta lugares coloniales, envueltos de matorrales y praderas en zonas de altitud media, o bosques de pinos en los altiplanos.

México es rico en naturaleza, y tiene una industria vigorosa. Por lo tanto, muchos de los insumos de alta cultivados o producidos localmente, lo que le da plusvalía al dinero invertido, por ejemplo en una boda.

Esto, junto una capacitada mano de obra en la industria de la hospitalidad, hacen posible recibir un servicio de la más alta calidad, a un precio justo.

Otra ventaja es el clima, ya que inclusive en invierno puede encontrar lugares con temperaturas cálidas. Esto hace que en cualquier época del año se pueda disfrutar de una boda con un brillante sol y un bello cielo azul.

México es el principal destino turístico en América Latina. Ha desarrollado una industria turística, bien capacitada y desarrollado profesionales en áreas del servicio turístico.

En cada destino se puede encontrar una amplia variedad de proveedores de servicios, desde el alquiler de lugares hasta servicios de comida y todo tipo de música en vivo, y, lo que es aún más importante, diversos planificadores de bodas, muy bien preparados, que hablan inglés, francés, entre otros, capaces de planear y coordinar el evento perfecto para una ceremonia nupcial.

México cuenta con los recursos necesarios, humanos y materiales, para satisfacer cualquier estilo de boda, desde bodas con toque prehispánico maya, en haciendas, en hoteles boutiques colmados de lujos, elegancia y exclusividad con un servicio personalizado, hasta la aventura de una boda submarina, ideal para los amantes del buceo puesto que se requiere de una previa capacitación para estar debajo del agua como anfitrión o invitado, aunque quizá prefiera sobre la arena firme de la orilla.

Generalmente, las bodas mayas se llevan a cabo en una playa o en sitios arqueológicos ubicados en destinos mayas de México, tales como Cancún, Isla Mujeres, Cozumel, Xcaret y la Riviera Maya. Imaginen sellar su amor en cuevas ocultas en la selva, en las afueras de la Reserva Natural de Sian Ka´an o en el sur del estado mexicano de Quintana Roo. ¡Una experiencia inolvidable!



Bodas en haciendas


México cuenta con un gran número de ellas, hermosas fincas de estilo colonial español, con grandes jardines, las cuales han sido restauradas, amuebladas y equipadas lujosamente con todas las comodidades del siglo veintiuno.

Son magníficos lugares para una boda: gruesas paredes, bóvedas altas, frescos e inmensos patios y jardines con árboles centenarios, y fuentes y capillas impregnadas de historia e incienso.

Las haciendas han vuelto a la vida como hoteles y sedes para la celebración de bodas llenas de alegría y son adecuadas especialmente para personalidades tradicionales, elegantes y románticas.

Qué lugar mejor diseñado que bajo una bóveda celeste, estrellada, con un piso de arena blanca y fina, y la iluminación de un atardecer espectacular, donde ambos contrayentes frente al mar, sellan ese pacto de amor, en compañía de sus familiares y amigos más cercanos.

Si estas ideas no han sido del todo detalladas, aquí algunos ejemplos muy concretos.
 

Cozumel, Quintana Roo

Isla donde las mujeres mayas realizaban ofrendas a la diosa Ixchel, situada en la península sur-este de México, de una superficie menor a los 500 kms cuadrados, rodeada de inolvidables playas, de pie a la orilla del mar, con los pies descalzos en la tibia y blanca arena, suave como talco, con la posibilidad de profundizar en el azul turquesa del mar y celebrar la fiesta bajo el agua.


San Miguel de Allende, Guanajuato

Ciudad colonial, en el bajío del país, cuna de la independencia de México, da albergue a cientos de artistas alternativos, nacionales y extranjeros por su indiscutible paz que se respira en cada esquina de sus empedradas calles.

El romance y amor son sentimientos que se verán reflejados en cualquier lugar de la ciudad que se elija para la ceremonia y recepción.


Ciudad de México

Capital del país, totalmente cosmopolita y pluricultural, cuenta con uno de los mejores hoteles para la celebración de una boda como es el FourSeasons, ya que es un hotel de categoría AAA 5 Diamantes por 17 años consecutivos.

La ciudad ofrece a invitados y anfitriones, la posibilidad de dar un recorrido por todo el país, gracias a sus exposiciones permanentes a lo largo y ancho de la metrópoli. De igual forma en el ámbito culinario, se puede degustar de la más alta y selecta cocina internacional o de alguna región específica del mundo, y probar algún platillo típico de esa región.
 

Sobre el autor:

Italia Garza
Diplomado Wedding Planning
León, Guanajuato. México