Liberación de mariposas, una celebración de ensueño

Cuenta la leyenda indígena que si quieres convertir deseos y anhelos en realidad, puedes confiar en una mariposa, susurrar los secretos más íntimos, peticiones y anhelos, y luego soltarla a volar.

Ella muy agradecida volará silenciosamente junto al espíritu del bosque, y le pedirá  que conceda cada deseo confiado a ella, a quien la soltó en libertad.
 
En nuestra América precolombina, las distintas culturas veían en las mariposas seres mágicos asociados a la buena fortuna, la libertad y la prosperidad; de ahí que las mariposas estuvieron siempre presentes en ofrendas y rituales hechos en honor a numerosas deidades.
 

Una celebración de ensueño

 
Las mariposas simbolizan transformación y buenos augurios, esto hace que su liberación se identifique perfectamente con cualquier tipo de evento. Toda fiesta o festejo celebra una transformación, algo nuevo, y son siempre cambios dignos de conmemoración.
 
El momento de soltar mariposas será muy especial, haciendo inolvidable cualquier evento, actividad, o celebración. Es un instante mágico y de ensueño  para compartir con los invitados, creando una vinculación espiritual muy especial entre todos, pleno de pensamientos positivos, buenos deseos, y extrema alegría compartida.
 
Hay dos formas básicas para la liberación de mariposas en  eventos y celebraciones:
 
Suelta individual
Se involucra a cada invitado en la experiencia, entregando una cajita conteniendo su mariposa para ser liberada. La liberación se hará en forma grupal, asegurando una mayor participación por parte de los asistentes.
 
Suelta masiva
Se sueltan de una vez todas las mariposas contenidas en una caja que las mantiene acondicionadas. El efecto es verdaderamente mágico y sublime.
 

Beneficio sustentable, una eco-liberación

 
Es muy gratificante este momento pleno de bellos sentimientos y de ensueño que genera la liberación de mariposas, pero como si esto fuera poco, hay otro beneficio real que estamos generando en esta experiencia.
 
Al liberarlas, las mariposas volarán y completarán su ciclo de vida normal, integrándose al medio ambiente, polinizando flores, y reproduciéndose, por lo que estaremos contribuyendo al desarrollo y repoblación de estas maravillosas criaturas, tan necesarias en un ecosistema sano.
 
Las mariposas son polinizadoras al igual que las abejas, y cuanto más mariposas haya, más flores tendremos.

Las mariposas destinadas a su liberación en eventos no son capturadas o atrapadas del medio ambiente, sino que son criadas en cautiverio en granjas especializadas bajo la supervisión de biólogos y especialistas.

La reproducción en forma natural ha ido mermando de manera acelerada conforme crecen las ciudades, por lo que su cría y liberación contribuye a conservar y sustentar el equilibrio del entorno.
 

6 factores relevantes a tener en cuenta en la liberación de mariposas

 
Es muy importante saber cuales son las mejores condiciones para su liberación, y así generar un real y fructífero aporte a la naturaleza:
 
1 Deben liberarse en horas del día, ya que la luz las motiva a volar; en la noche simplemente serán atraídas por focos luminosos que no harán más que dañarlas.
 
2 No debe estar lloviendo en el momento de liberarlas, ni tampoco estar muy frío.
 
3 Lo ideal es soltarlas en espacios abiertos, para asegurarnos que puedan volar libremente.

Por su alta sensibilidad podrían ser afectadas por residuos de insecticidas, aromatizantes o humo de cigarrillo, tan frecuente en lugares cerrados.
 
4 Buscar que el proveedor tenga los criaderos certificados por IBBA (International Breeders Butterfly Association) o cualquier otra asociación reconocida que se encargue de verificar que las mariposas sean criadas, manejadas y liberadas de acuerdo a estándares de seguridad para ellas, y para el medio ambiente.
 
5 Verificar que las mariposas elegidas cuenten con algún permiso estatal, que nos garantice que no se esta manipulando con especies exóticas o amenazadas. Lo ideal y más adecuado es liberar especies nativas del lugar.
 
6 Asegurarnos que las mariposas sean transportadas y mantenidas hasta el momento de soltarlas, en cajas con condiciones de iluminación, espacio, temperatura, y humedad más adecuadas, para evitarles el más mínimo estrés.
 

Siempre mariposas

 
Toda ocasión se presta para liberar mariposas:
 
- Cualquier tipo de celebración o evento se verá muy bien acompañado por un cierre de mariposas al cielo, así como también en otros momentos de la actividad.
 
- En cajitas individuales serán el mejor recuerdo, souvenir, o agradecimiento de cualquier celebración. 
 
- Siempre será el mejor regalo simbolizando amor, amistad, mejores deseos y augurios; como regalo de cumpleanos, aniversario, o bien por el gusto de regalar. 
 
Las mariposas pueden llegar a vivir de 4 a 6 días luego de ser liberadas, y en las cajitas que las contienen pueden vivir hasta 2 días, pero no es en absoluto recomendable tenerlas cautivas más de un día ya que se pueden estresar. Una mariposa estresada jamás va a volar aunque esté en perfectas condiciones.
 

Especies destinadas a liberación

 
Mariposas Blancas: científicamente llamadas Leptophobia Aripa y Ascia Monuste. Tienen una largo entre alas de 4 a 6 cm., dependiendo de la época del año y el clima.

El filito negro que tienen alrededor de las alas superiores, las hace aún más bellas. Son ideales para eventos especiales ya que por su color resaltan mucho y pasan más tiempo antes de integrarse al medio en el que fueron liberadas.
 
Mariposas de Colores: naranja, Dione Moneta, cebrita, Dryadula Phaetusa, amarilla, Phoebis Philea. Tienen un largo entre alas de 6 a 9 cm., dependiendo de la especie.

La parte superior de las alas generalmente es la que lleva el color y la parte posterior es de color oscuro.

Se recomiendan especialmente en sesiones fotográficas, ya que su color les permite esconderse y mimetizarse rápidamente en el medio ambiente al ser liberadas. 
 
Mariposas Monarca: científicamente Danaus Plexippus, es la de mayor largo entre alas, alcanzando los 12 cm., y las más longevas.

Sin lugar a dudas la más llamativa y elegante para soltar, dado su lento y majestuoso vuelo, y sus hermosos colores negro, naranja y amarillo.

Brindan en su liberación un espectáculo magnífico y es posible inmortalizar esta experiencia única, a través de fotografías y filmación.