Falsas Bodas

Cansados de esperar por una invitación a una boda que nunca llega, 4 amigos argentinos apelan a su ingenio para crear lo que hoy día ya es un éxito de moda y se impone en más países, la Falsa Boda.

Los emprendedores de esta original iniciativa cuentan con una productora de eventos a través de la cual organizan y producen estas fiestas de casamiento, aunque sin matrimonio.

Se trata de fiestas temáticas que simulan una boda en todas sus características.

La propuesta de recrear una celebración de matrimonio resultó ser una alternativa muy atractiva, diferente y divertida para gente joven, y muy especial para conocer gente y divertirse a lo grande. 

Sus creadores no erraron en llamarla "La fiesta más divertida del mundo", donde no faltan los novios, un juez, los testigos, padrinos, el ramo, los invitados vestidos de gala, excelente musica y ambientacion, musica en vivo, cotillón, barra libre de tragos, buena comida, como en la mejor fiesta de casamiento.

Para muchos es incluso mejor que una boda real ya que es un evento donde los invitados pueden asistir con sus propios amigos.

La Falsa Boda inicia con un acting de una media hora de los novios, siempre con un desenlace muy especial y divertido, seguido de un flashmob, para continuar con el baile.

El único requisito para este evento social es vestir de gala, tener entre 23 y 35 años, y llegar con ganas de disfrutar de una experiencia muy divertida y diferente. 

Con la viralidad en las redes sociales el concepto y su difusión para la convocatoria fue un éxito, y lo que comenzó como una fiesta temática para 300 personas, hoy superan las 700 entradas y se agotan enseguida. 

Si bien el requisito de rigurosa etiqueta podía jugar en contra del proyecto, terminó siendo uno de los atractivos más fuertes de la fiesta para hombres y mujeres, quienes arriesgan en la elección de su look, perdiendo el miedo al ridículo, y luciendo osados accesorios como moños, tocados y galeras.

El costo de una entrada a la Falsa Boda es más alto de lo que sale ir a bailar, pero bien vale la pena la diferencia si lo que se busca es algo divertido, distinto y muy original.

Se debe además considerar que es un evento con barra de bebidas libre, y donde se ofrece una cena con estaciones de sushi, tacos y pizzas entre otros bocadillos salados, y mesas de postres hacia el final de la fiesta.

Una historia que contar


El condimento y atractivo más fuerte de las Falsas Bodas es sin lugar a dudas, la historia falsa que se trama, crea y teje para justificar la celebración.

La publicación de la Falsa Boda suele comenzar con un video en las redes sociales donde los supuestos novios cuentan su historia de amor, e invitan a la celebración.

Las historias tendrán siempre un tinte muy novelesco, divertido y diferente en cada evento, manteniendo en todo momento un alto nivel de entretenimiento y fantasía que los invitados festejan y disfrutan.

Para el primer evento, días antes de la fecha, la novia comunicó al novio de manera pública que ya no se casaría con él, que ya había cancelado la iglesia y avisado a sus familiares.

Le pasa los números del salón, DJ, servicio de barman y catering para que él se haga cargo de cancelarlos. El novio despechado decide festejar su nueva soltería, y comunica a todos que hace la fiesta sin ella.

En la segunda fiesta, durante la ceremonia civil, la novia sale corriendo, y un testigo de la boda declara su amor por ella para terminar ocupando el lugar del novio. En otra boda el novio declaró frente al altar estar enamorado de su pedicuro, y la ceremonia terminó siendo un matrimonio igualitario.

Los asistentes a la Falsa Boda también juegan a través de lo teatral de estas fantásticas historias, y las usan como mejor excusa para conectar con otros.

¿Qué mejor forma de encarar a alguien en la fiesta que preguntando si son amigos o familiares del novio o la novia?