10 opciones para el Velo de Novia

El velo es un accesorio y complemento del vestido de novia tan importante como el ramo, y se ha llevado siempre según la cultura, tradiciones, y costumbres de la época.

Es un aliado indispensable, da un aspecto y encanto inigualable para inmortalizar en las fotografías, y ayuda estéticamente a lograr el look deseado. El mismo debe ir acorde, y en conjunto con el vestido y el peinado.
Velo de Novia
 
El peinado es muy importante a la hora de elegir el velo, ya que de acuerdo al tipo de velo será la manera de sujetarlo al cabello, y es importante que peinado y tocado se complementen y luzcan en perfecta armonía.

Si además se elige otro complemento como flores, tocado, o tiara, los mismos deberán armonizar muy cuidadosamente para no verse recargado y lucir espléndidamente bien.
 
La simbología del velo es muy amplia según las culturas, y básicamente simboliza la pureza, la virginidad, la modestia, así como también inocencia y virtud. Antiguamente se usaba para proteger la pureza de la novia de las influencias externas.

Asimismo la tradición obligaba a la novia a llevar el rostro cubierto, evitando así que el futuro esposo se arrepintiera, al tratarse de matrimonios concertados por la familia.
 
 

10 tipos de velos para embellecer cualquier estilo de novia

 

1 Velo Catedral 

Velo Catedral
 
Este tipo de velo va muy bien en novias tradicionalistas, románticas, y formales. Es el más largo de todos, y muy usado en las bodas reales.

Es especialmente apropiado para bodas que se celebran en la iglesia, y luce espectacularmente bien en enlaces que se celebran en la noche. 
 
El largo de este tipo de velo va de los 2 a 5 metros, y aún más largo, aunque puede resultar muy incómodo para la novia si no domina su manejo. Los bordes suelen ser adornados con chispas de cristal, o bien ir bordados, para lograr un efecto elegante y sofisticado.

Si el vestido tiene una espalda profunda, sensual y un tanto llamativa, este tipo de velo ayudará a lucir más discreta, y estupendamente bien.
 

2 Velo Capilla 

 
Este velo se extiende hasta el suelo, teniendo el mismo largo que el vestido de novia, aunque a veces puede extenderse un poco más. Es el más adecuado para bodas formales y clásicas.
 

3 Velo Medio o Yema del dedo

 
Es el tipo de velo más elegido por las novias. Su nombre indica la extensión del velo, que alcanza las yemas de los dedos de la novia al tener el brazo extendido.

Prácticamente llega hasta la mitad de la pierna, es muy elegante y va muy bien con todo estilo de trajes largos, y con vestidos formales queda perfecto. El mismo puede hacerse en una o en dos capas. 
Velo Mantilla
 

4 Mantilla 

 
Es un velo que suele tener una extensión hasta el codo aunque su longitud puede variar. Es de origen español por lo que es ideal para lucir con vestidos de este estilo. Permiten llevar el rostro despejado, y están elaboradas con magníficos encajes y puntillas.
 

5 Velo Codo 

 
Como su nombre lo indica, llega hasta la altura del codo. Es un velo corto que va a coincidir también con la cintura de la novia. Va muy bien con todo tipo de vestido, y es ideal para vestidos cortos.

Suele empezar oculto detrás del tocado y baja por la espalda hasta la cintura. Puede ser de una o dos capas, y suele medir 75 cm. de largo, perfecto para lucir y dar realce a la falda.
 

6 Velo Cascada 

 
Es un velo combinado, corto en la parte frontal y con un efecto ondulado a los lados. Cubre al igual que una capa, desde la cabeza, abierto a la cara y por detrás hasta la cintura. Combina perfectamente bien con los escotes strapless, que dejan los hombros al desnudo.
 

7 Velo Vals 

 
Tiene una longitud que puede ir desde las rodillas y hasta los tobillos, el mismo se realiza en una sola capa. Se trata de un velo perfecto para vestidos de novia sin cola.
Velo de Novia
 

8 Velo Pirata

 
Se trata de un velo que se coloca sobre la cabeza a modo de casco, anudado por detrás y dejándose caer por la espalda. Es una manera de combinar tradición y modernidad. Son perfectos para combinar con el pelo suelto, exaltando un look romántico y vintage.
 

9 Velo Hombro

 
Es el tipo de velo indicado para bodas informales, y a plena luz del día. Va perfectamente bien con vestidos cortos o trajes que tengan escote "palabra de honor", del mismo estilo del strapless. Tal como su nombre lo indica, llega a la altura del hombro, es un velo ideal para las novias más discretas y algo tímidas, así como también muy especialmente adecuado para segundas nupcias.

Cubre el cabello, y tiene entre 55 y 65 cm. de longitud. Tanto este, como los otros velos que se prestan para realizar en doble capa, logran dar más volumen en la parte posterior del mismo.
 

10 Velo Jaula

 
Tienen un estilo muy retro y están elaborados con red o tul. No deben llegar más abajo del mentón, y  hacia arriba, el largo es a gusto de la novia, hasta la nariz, o sólo tapando los ojos. Pueden llevarse con algún complemento adicional como una flor, y suele sujetarse con una peineta.

 

Consejos

 
Es muy importante que cualquier accesorio o complemento no represente un dolor de cabeza a la hora de lucirlo, ya que lejos de hacer resplandecer a la novia, la podría opacar. 
 
Lo más recomendable es probar distintas opciones, e incluso practicar el uso del velo para dominarlo, y sentirse cómoda y radiante. Si no se está cómoda al manejar el velo, es preferible optar por uno más corto o, mejor aún, no llevar velo.
 

Colocación

Velo de Novia
Lo ideal es que el peluquero sea quien coloque el velo o la mantilla, para asegurarse que luzca bonito y quede perfectamente colocado. Un velo mal sujetado puede dar muchos inconvenientes.
 

Velos Largos

Para quienes decidan por este tipo de velos, es recomendable contar con una dama de honor o amiga que acomode el velo durante la ceremonia religiosa, en cada cambio de posición de la novia.

También es recomendable pedir a la modista que prepare un arreglo para que pueda sujetarse durante el banquete y así estar aún más cómoda.
 

Velos cubriendo el rostro

Si se lleva el velo cubriendo la cara durante la ceremonia, es aconsejable omitir el uso de brillo labial, ya que es posible que lo manche, y hasta se pegue el velo a la boca.
 

Fiesta sin el velo

Si la decisión es permanecer en el salón sin velo, lo ideal es buscar un pequeño tocado o flor para adornar el cabello y no dejarlo sin un bello arreglo. La novia debe seguir luciendo extraordinariamente bien, con y sin velo.
 
 

Protocolo

 
- El protocolo indica que si el diseño del velo lo permite, la novia debe entrar a la iglesia con el rostro cubierto, y sólo será el novio quien lo levante o descubra, aunque en Latinoamérica, es muy habitual que el padre de la novia retire el velo antes de entregarla al novio, dando a este gesto un significado y simbolismo muy especial.
Velo de Novia

Aunque el protocolo lo exija, si no se está segura con el velo sobre el rostro a la hora de caminar, subir escaleras, o entrar a la iglesia, es preferible hacerlo con la cara descubierta. 
 
- El protocolo más estricto dicta que la novia tendría que salir con el velo puesto a la iglesia, y no quitárselo hasta llegar a la suite nupcial.

Siendo menos estrictos, debería mantenerlo hasta después del primer baile, o retirarlo justo antes de entrar al salón de la fiesta y banquete. Pero jamás debe retirarlo mientras se está sentada a la mesa. 
 
- Si la elección es lucir la mantilla, protocolarmente sólo se lleva durante la ceremonia, y una vez terminada la misma, la novia la retira.

 

Bodas Civiles

 
Debido a que el velo y la mantilla son complementos con una fuerte connotación religiosa además de estética, no es lo más recomendable de usar en una boda civil, y de hacerlo, lo más adecuado es lucir velo o mantilla corta, o de largo medio.


Comentar