Celebración de una Boda Mormona

Los casamientos realizados en templos mormones son llamados matrimonios celestiales o eternos, puesto que el convenio o compromiso que se establece, durará más allá de la vida, y por toda la eternidad.

Son ceremonias muy simples, hermosas, emotivas, plenas de amor, y sagradas en su contenido.
 

Por tiempo y por toda la eternidad

Boda Mormona
 
El matrimonio es considerado un sello de ordenanza o ritual de sellamiento, donde la pareja sella su compromiso para toda la eternidad, a diferencia del rito católico, que es hasta que la muerte los separe.

El sellado para los mormones es una forma hermosa y altamente simbólica de comenzar una nueva vida en pareja, en compromiso con Dios. 
 
Los mormones consideran sus ceremonias matrimoniales muy sagradas, donde se bendice a los contrayentes, y también a la familia. Se considera que el rito del matrimonio implica a toda la familia, estableciendo los novios un nuevo vínculo de unión entre ellas.
 
Quienes practican esta religión procuran encontrar un compañero de vida digno de ser investido y casado en el templo, para lo cual también debe ser mormón, de no ser así, no es posible el enlace religioso, y la única unión podrá ser la civil. 
 
Casarse con una persona de otra religión, es sacrificar las esperanzas de la exaltación en el reino celestial del cielo, puesto que se considera que sólo quien se sella, por tiempo y por toda la eternidad, alcanzará la gloria más alta.
 

Boda blanca

 
En una boda mormona, no sólo visten de blanco los novios, sino que también la familia y los invitados vestirán de ese color.
 

El Templo
 

Boda Mormona
La ceremonia tiene lugar en el templo, y es oficiada por la máxima autoridad de la comunidad mormona.

Dentro, se encuentra el salón celestial, donde se lleva a cabo la ceremonia matrimonial.
 
Los mormones tienen un sentido muy desarrollado del espacio sagrado, y el salón celestial es el espacio más sagrado de todos, ya que lo consideran el lugar donde se puede estar en comunión con Dios. 
 

Ser Dignos, Investidura

 
Los novios deben pasar ciertos requisitos antes de casarse, puesto que sólo los dignos pueden entrar al templo, para lo cual han de prepararse antes a través de la investidura, que incluye una clase de preparación para el templo, y clases de religión, tales como las clases de seminario o de instituto, de modo que tengan un conocimiento de la doctrina del evangelio y comprendan lo que significa un convenio de matrimonio en el templo. 
 
La investidura es individual, siendo entrevistado por el obispo y presidente de estaca para determinar su dignidad.

Algunas de las normas y requisitos para recibir la investidura o recomendación para el templo son: una firme creencia en Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo, una firme creencia en el Evangelio, disposición a participar activamente como miembro de la Iglesia, una actitud de apoyo hacia el profeta y otros líderes de la iglesia.
 
Asimismo se tendrá en consideración aspectos como: castidad, honestidad en el trato con nuestros semejantes; actitud y comportamiento amoroso hacia la propia familia, obedecer la Palabra de Sabiduría, que implica no consumir tabaco, alcohol, café, té, u otras drogas alucinógenas, pago del diezmo, o sea 10% de sus ingresos económicos, y el arrepentimiento de cualquier pecado que no se haya confesado previamente.
 
En dicha ceremonia se hacen promesas sagradas a Dios, prometiendo dedicarse a hacer Su voluntad y seguir Sus mandamientos. Como parte del ritual de investidura, se colocan vestiduras ceremoniales sobre sus propias ropas blancas del templo. 
 
Puesto que sólo los mormones dignos pueden entrar en el templo, con frecuencia muchos amigos y miembros de la familia, incluso padres de los novios, están excluidos de estar presentes y ser testigos de la ceremonia. 
 
Muchas parejas procuran hacer que igualmente se sientan parte integrante de la celebración. Los que no entran en el templo esperan en el vestíbulo para ver salir a los novios, saludarles, y compartir la fiesta de celebración. 
 

Sala de preparación

 
Cada templo tiene una sala de preparación para las  novias y una sala para que el novio se vista. La sala de preparación de la novia es una bella sala con tocador y espejos. 
 

Vestido de novia

Boda Mormona
 
Para la ceremonia religiosa o sellamiento, el vestido debe ser de color blanco puro y no puede tener adornos de color.

Debe ser muy simple, modesto, y tener preferiblemente mangas largas, o al menos mangas cortas, casquillo o japonesas.
 

Sellamiento

 
Los mormones creen que las relaciones en la familia, entre marido y mujer, y entre padres e hijos, pueden ser eternas a través de la autoridad del sacerdocio mormón, y es con las ceremonias que llaman de sellamiento que puede lograrse. La única parte rígida y sagrada de una boda en el templo es la ceremonia de sellamiento en sí. 
 
Los sellamientos unen eternamente marido y mujer, y también niños y padres, y son una forma de vincular todas las generaciones humanas como una sola y única.

Durante esta ceremonia de sellamiento no hay música, ni flores, ni lecturas. No se entrega la novia al marido, y no se permite tomar fotografías.
 
Boda Mormona
Es en realidad una ceremonia muy breve, los novios son llamados a la sala de sellado. La misma se divide en dos mitades.

Por un lado hay varias filas de sillas para la familia e invitados, dignos, del novio, y en el otro lado hay varias filas para la familia e invitados, dignos, de la novia. En el centro de la sala de sellado hay un sencillo altar. 
 
En la sala de sellado hay grandes espejos paralelos que están colocados de tal forma que reflejan uno en el otro, de modo que cuando la novia y el novio se reflejan en el espejo, se ven repetidos infinidad de veces, representando así la eternidad. 
 
Esta eternidad representada en los espejos simbolizan los antepasados que precedieron a la pareja, y la eternidad de los muchos descendientes que tendrán. De esta manera son generaciones humanas infinitas que están representadas por el infinito de los espejos.
 
El novio se arrodilla a un lado del altar, y la novia se arrodilla al otro lado. Durante la ceremonia ambos se miran a los ojos y se toman de las manos. Junto a ellos estará el oficiador, con sus blancas vestiduras, y será el encargado de sellar la unión matrimonial.
 
El oficiador o sellador da consejos a la pareja, con respecto a cómo amarse y respetarse entre sí. Luego recita el convenio de sellamiento, y los novios asienten, al igual que en los matrimonios fuera del templo. Los pronuncia marido y esposa por tiempo y por toda la eternidad.

Este sellamiento no es sólo un compromiso y convenio entre los novios, sino entre ellos y Dios.
 
Es un convenio eterno con la promesa de recompensa celestial, y con el mandamiento de rectitud y compromiso. Los novios luego se besan, y reciben las felicitaciones de las familias e invitados en la sala.
 
Más tarde cada uno vuelve a la sala de preparación, y luego de quitarse las vestiduras ceremoniales, podrán vestir esmoquin y vestido de novia tradicional para salir del templo, tomarse fotos en sus jardines, y continuar con la alegre y emotiva celebración.
 

Intercambio de anillos

 
Una vez en el vestíbulo del templo, con el resto de invitados que esperan afuera, puede realizarse el intercambio de anillos, aunque no forma parte de la ceremonia religiosa. 
 
Muchas parejas realizan una ceremonia especial de intercambio de anillos fuera de la sala de sellamiento, una vez casados. 
 
El obispo puede hacer arreglos, hablar con ellos allí y darles palabras de consejo. La pareja podrá expresar su amor y compromiso mutuo en el intercambio de los anillos, y hacer de esto una celebración especial y alternativa para quienes que no pudieron participar de la ceremonia religiosa de sellamiento.
 

Como en las demás bodas 

Boda Mormona
 
Los novios hacen los mismos preparativos de boda que todas las demás parejas de novios.

Se sigue todo lo que es tradicional en la cultura en la que viven, siempre y cuando no suponga un comportamiento incorrecto para las leyes mormonas.

La celebración buscará siempre ser muy alegre, emotiva y divertida.
Muchas novias llevan su traje de novia para la ceremonia de sellamiento en sí, mientras que otras usan un vestido blanco sencillo, y luego del sellamiento se cambian a un vestido de novia tradicional para las fotos y la fiesta. 
 
Los novios son libres de ser creativos en cuanto a  todos los aspectos de la celebración de una recepción o fiesta. Damas de honor, mejores amigos del novio, exquisitos manjares para el banquete, espectacular torta de bodas, baile y muchísima diversión, romántica luna de miel; todo depende del gusto e ilusión de cada pareja.
 
Al igual que en casi todas las celebraciones de bodas occidentales, los novios seguramente corten el pastel, lancen el ramo de flores de la novia, y escapen juntos, mucho antes de que los invitados se hayan ido de la fiesta.