Boda Indígena

Las bodas indígenas son ceremonias cargadas de rituales y simbolismos, de deseos de armonía y felicidad, que generan momentos sumamente espirituales y muy especiales. 
 
Hoy muchas parejas optan por este tipo de celebraciones de raíces indígenas, cargadas de mucha energía y misticismo.
 
 

Costumbres ancestrales

 
Casi siempre los padres se encargan de elegir pareja a sus hijos.

Una vez acordada la celebración del matrimonio, el novio y su familia llena de regalos a su prometida, y suelen festejar por las calles del pueblo hasta llegar a casa del novio.

Otras culturas indígenas optan por los matrimonios a prueba, con el fin de lograr uniones verdaderamente prolongadas.
 
 

Amuzgos o Amochco


Grupo indígena que habita en los actuales estados de Oaxaca y Guerrero en México. Para ellos los matrimonios deben ser arreglados entre las familias. El padre del joven elige pareja para su hijo y envía el pedido de mano. 
 
Tras varias visitas y aceptado el compromiso, el novio deberá llevar presentes como maíz, frijol, chile, leña, chocolate y dinero para la futura esposa, a quien conocerá recién el día de la boda.
 
 

Tarahumaras


Pueblo nativo de Chihuahua, México, que tiene por costumbre el matrimonio a prueba, mismo que se extiende por un año. La mujer va a vivir a casa del hombre, y el tiempo determinará si se entienden lo suficiente como para unirse en matrimonio. 
 
Si la convivencia no florece todo termina sin dificultades ni compromisos, y si funciona, se formalizará el matrimonio ante la comunidad.

 

Totonacas


Pueblo indígena mesoamericano que habita la zona de Veracruz, México. Antes de comenzar el baile de bodas, tienen por costumbre que la novia visite la casa del novio en una procesión que involucra a los padres de la novia, padrinos e invitados. 
 
Al llegar, a la casa del novio, la pareja se arrodilla sobre el tapete nupcial para recibir las bendiciones de parte de sus padres.
 
 

Mayas

Los Mayas habitaron gran parte de Mesoamérica, en los hoy territorios de Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador y cinco estados del sureste de México, con una historia de aproximadamente 3000 años. 
 
Entre los regalos de la dote de matrimonio se encuentran prendas de vestir, tejidos, alimentos, ron y una cadena de oro, para mostrar las riquezas de la familia del novio. 

 

Antes de la boda

 
Días antes de la celebración la pareja se reúne con los familiares y amigos más cercanos, en un lugar de purificación conocido como Temazcal, ‘casa de vapor’, para un baño indígena de purificación del espíritu, a través de cantos, el vapor emitido por las piedras volcánicas calientes, y las hierbas aromáticas. 
 
El temazcal es una construcción de piedra en forma de iglú que representa el vientre de la madre tierra. Este ritual logra trabajar los espíritus del fuego, el agua, el aire y la tierra generando las condiciones para la liberación de lo que no sirve.

Luego el grupo se sumerge en un ojo de agua natural dejando que el agua fría selle todo su cuerpo.

 

La boda

 
La finalidad de la ceremonia es unir a la pareja espiritualmente frente al universo, y recibir la bendición de los dioses. Durante la boda habrá cantos, flautas, sonajas, tambores y los tradicionales caracoles, creando un ambiente muy especial para la pareja y los invitados.

 

Día de la boda 

 
Comenzando la ceremonia los novios se presentarán frente a las 7 direcciones, arriba, hacia la energía cósmica, abajo, hacia la Madre Tierra, a los 4 vientos, norte, sur, este y oeste, y hacia adentro, al interior de cada uno, al corazón, morada del Ser Superior.
 
Luego de pedir las bendiciones al dios único, Hunab Ku, y a Kinich Ahau, dios del sol,  dador de la energía vital para sellar el deseo de estar juntos y en amor con el universo, se realiza en el altar la ceremonia y el intercambio de ofrendas, junto a la familia y amigos.
 
Un ritual de limpieza con familiares y amigos consiste en dejar que el humo del incienso natural hecho con mirra y copal, rodee al grupo, para armonizar el ambiente y estar preparados para recibir al sacerdote maya, shaman.
 
El shaman maya recita oraciones a los 4 puntos cardinales, con los brazaletes y corona de flores, ofrendando el humo del copal, los granos de maíz y fríjol y compartiendo con los novios una bebida alcohólica sagrada para la cultura maya, el balché.
 
En un hermoso ritual se mezclan los pétalos de flores blancas representando a la mujer y amarillos representando al hombre, para simbolizar la unión de sus vidas y su amor, luego reciben las bendiciones para la unión de la pareja, y les entrega una ofrenda de pétalos.
 
Nahuatl 
Significa sonido claro y agradable, es la lengua azteca que hablan principalmente los nahuas en México y América Central.  
 
 

Petición de mano

 
En la cultura azteca, la petición de matrimonio se hace a las dos o las tres de la mañana. 
 
El joven va acompañado por sus padres, a casa de los padres de la muchacha, los saluda, les ofrece  aguardiente, y explica el motivo de su visita. Los padres de ella jamás darán una respuesta en la primera visita, ni consultarán a la muchacha respecto al ofrecimiento de matrimonio.
 
Al cabo de una o dos semanas, se hace la segunda visita; si los padres de la joven aceptan el matrimonio, todos beben aguardiente. Si rechazan la petición, regresan los regalos recibidos en la primera y la segunda visita.
 
El joven y sus padres hacen una tercera visita, llevando esta vez un regalo importante, chocolate, azúcar y vino. Al recibir estos regalos, los padres de la chica anuncian el compromiso.
 
 

Compromiso

 
Desde este momento y hasta el dia de la boda, la novia es aislada del mundo.

Solo podrá hablar con los miembros de su familia, y no podrá salir a pasear, para evitar el enojo de sus futuros suegros. 
 


Antes de la boda

 
Días antes tiene lugar una fiesta para presentar a la muchacha.

Se hace una gran comida como ceremonia, y el joven entregará un tapete nuevo que colocarán frente al altar.

La novia se sienta en el mismo, y el joven le coloca un collar alrededor del cuello. 
 
En esta fiesta se fija la fecha de matrimonio, y se buscarán padrinos para los novios. La madrina dará a la novia un rosario, una sortija, una cinta para las trenzas y collares.

El padrino regalará al novio una sortija, un rosario, un pañuelo, un sarape, prenda de vestir,  y huaraches, sandalias.
 
 

Rituales de boda

 
Luego de la ceremonia eclesiástica, todos se dirigen en procesión a la casa del novio. En el umbral los padres del joven ofrecen café y aguardiente.  
Una vez dentro de la casa, padres, novios y padrinos, inciensan los santos. 
 
Los esposos se arrodillan en el tapete nuevo delante del altar. La madre del novio toma un ramo de flores y limpia con ellas a su hijo, pasando el ramo por la cabeza, hombros, brazos y manos, para luego besar las flores. 

Con el mismo ramo, limpia a su nuera, procediendo de la misma manera, y colocando luego el ramo sobre el altar.
 

Ceremonia de las flores

Seguidamente comienza la ceremonia de las flores. Una parte de ellas va en collares, con flores blancas o amarillas y hojas de naranjo alternadas, y la otra va en un ramo pequeño elaborado con florcitas amarillas entre dos hojas de naranjo.
 
La madre del novio los florea, colocando dos collares cruzados al hijo, uno pasando sobre el hombro izquierdo y bajo el brazo derecho, el otro sobre el hombro derecho y bajo el brazo izquierdo. 
 
Procede de la misma manera con su nuera, los padres de la novia y los padrinos. Un representante de la madrina se encargará de florear a los padres del novio y al resto de la familia.
 

Baile 

Todos los asistentes bailan delante del altar 8 danzas al son del arpa. Hombres y mujeres, se colocan en filas de 5 a 6 personas de cara al altar, y ejecutan un pintoresco baile donde solo mueven los pies, no giran sobre sí mismos, ni mueven los brazos. 
 

Baile de Xochipitzahuatl

Xochipitzahuatl, flor delicada, es una canción en lengua náhuatl, se interpreta con instrumentos de viento y cuerda, se canta en honor a la virgen de Guadalupe, y se toca generalmente para las bodas entre las comunidades nahuas.
 

Banquete

La comida puede variar en abundancia de acuerdo a la riqueza del novio, pero forzosamente debe tener atole negro de masa agria, frijoles, café y mole. 


Discursos

Las mujeres más ancianas harán numerosos discursos morales, respecto a la pareja y la familia. La joven pareja abrazará a sus familiares y padrinos, pidiendo perdón por sus faltas, y todos derramarán emotivas lágrimas.
 

Ritual del fogón

Terminados los discursos, la joven esposa, la suegra y la madrina encienden el fogón de la cocina y hacen una especie de danza alrededor del fogón, una detrás de la otra, con pasos pequeños, y agitando el incensario.