Qué es un evento: Historia y Clasificación

Viernes 22 de Junio de 2012
Compartir
Twittear
Compartir
Hagamos historia… hasta 1973 si buscábamos en un diccionario de lengua española la acepción de la palabra rezaba "evento: hecho que puede ocurrir o no".

Por la evolución de la industria de los eventos y el crecimiento de empresas privadas dedicadas a la organización de los mismos, la R.A.E. (Real Academia Española) se sintió en la necesidad de reconocer el fenómeno económico que estaba generando en los 70 este sector, por ello autorizó un 2do significado.
Noun Eventos
 

“Evento es un acontecimiento previamente organizado”
 

Desde esta definición me atrevo, como docente, a segmentar los eventos en cuatro categorías:
 

Sociales

Son los que nacen primero, por qué? porque desde tiempos bíblicos el hombre buscó la compañía de sus pares, sea para celebrar sus alegrías, sea para compartir sus momentos de tristeza, pues como decía Platón, el hombre tiene “apetitus societatis”: hambre de sociedad, nadie, ninguno de nosotros soportaría llevar adelante una vida sin compañía.

Es el objetivo de reunirse para compartir la esencia misma de este tipo de eventos, por ende carecen de un fin económico en un 1er. grado. Dicho esto son eventos sociales hoy dia: bodas, cumpleaños, recepciones, velatorios, conmemoraciones de fechas patrias, etc.
 

Comerciales

Como consecuencia de la celebración de eventos sociales y la reunión de personas que estos aparejan, la evolución natural de toda relación entre individuos generó el nacimiento de los eventos comerciales porque paulatinamente en la antigua ciudad de Tyre.

En sus plazas públicas, la gente se encontraba entre sí no solo para compartir momentos personales sino también para reunir la oferta con la demanda, exhibiendo los productos que tenían para vender (fue este el escenario que marcamos como 1er. antecedente de los que hoy conocemos como ferias)
 

Culturales

Su objetivo es la publicidad de obras científicas, artísticas o literarias de una ciudad, pais o región (lanzamiento de un libro, muestra de arte, celebración de una obra de teatros. etc.)
 

Deportivos

Son aquellos donde la competencia a celebrar pone en juego siempre la destreza física de los participantes: un mundial de fútbol, la copa Davis, etc. 
 
No es evento deportivo el lanzamiento de una marca de ropa deportiva (Nike, Adidas, etc.), tampoco la presentación de un nuevo modelo de Ferrari en Formula 1, pues reiteramos: para que el evento sea deportivo debe estar en juego la destreza del deportista (un partido de fútbol, un rally, una carrera, etc.).
 

Ahora bien, ¿siempre existieron los eventos?, ¿de dónde nace ésta actividad?


Varias preguntas pueden surgirte a medida que te vas introduciendo en este mundo.
¡La historia se va a encargar de sacarte muchas de esas dudas! 
 
El origen de los eventos se remonta a Tyre, una ciudad fenicia del Mediterráneo (según los documentos bíblicos de Ezequiel) pero fue en Delfos, una ciudad de la antigua Grecia, que se comenzaron a celebrar las primeras ferias.

Éstas contaban con una frecuencia anual y surgieron de un modo espontáneo generado por la necesidad o ley natural de unir “la oferta” con “la demanda”, además de la necesidad de conectarse entre individuos. 
 
Existen términos propios en la industria de los eventos (¡sí! porque la organización de eventos es una de las llamadas industrias sin chimeneas que, al igual que la del turismo y la gastronomía, genera millones de dólares en su facturado). Uno de éstos es el vocablo feria que proviene del latín feriae (que significa vacaciones, porque precisamente visitar una feria era tan agradable como irse de vacaciones), el objetivo de su celebración (era... y ¡es!) la venta de bienes y servicios. 
 
Otro término es exposición, también del latín expositio (que significa exponer), el cual había sido usado en 1649 con el significado de mostrar, pero fue en 1773 cuando el diccionario de la Academia Inglesa se decidió por exhibición (pues precisamente se trataba de exhibir productos y/o servicios) y lo diferenció del término feria, pues en ésta no sólo se exhiben productos y/o servicios, también se venden (división que subsiste hoy día y marca la verdadera diferencia entre una feria de una exposición).
 
Fueron entonces las ferias y exposiciones los primeros eventos que registró el mundo, pero recién en el 1939 fue Waters (autor del libro Historia de las Ferias y Exposiciones) quien dio su definición estableciendo que, “las ferias y exposiciones son las formas más perfectas de transacción comercial que jamás hayan existido“. 

Hasta el momento podemos decir que los griegos fueron quienes comenzaron a introducir éstas actividades (como a su vez sus respectivos conceptos). Los romanos tomaron de los griegos ésta modalidad extendiéndola por toda Europa a medida que iban construyendo su imperio.

¡Imagínate!, ¡Fue el mismísimo Carlomagno quien definió las ferias como el mejor medio de comunicación comercial! La carta magna contenía una cláusula mediante la cual se permitía a los habitantes, de lo que luego sería territorio inglés, el libre tránsito mientras el motivo sea viajar de feria en feria. 
 

Pero... ¿cuándo surge el primer evento?


El primer evento, tal como hoy lo conocemos en la era moderna, se dio a raíz de la Revolución Industrial cuando éste hecho, ciertamente significativo, transformó por completo el mapa político europeo. 
 
Expo Cristal Palace
Expo Cristal Palace
Inglaterra necesitó entonces mostrar al mundo su potencial comercial y conquistar nuevos mercados: de este modo, nace la idea de organizar una feria bajo el liderazgo del Príncipe Alberto.

La misma se llamó Gran Exhibición de Trabajos Industriales de Todas Las Naciones, vulgarmente conocida como la “Expo del Cristal Palace”, así fue cómo surgió la primera Expo Universal en 1851. 

¿Quieres que te contemos más sobre cómo fue este gran evento? para que te des una idea, el mismo se celebró en una sede ¡totalmente transparente! Un pabellón formado con 900.000 piezas de cristal (de allí que fue conocido como “la Expo del Palacio de Cristal”) en el que expusieron 19.937 empresas de las cuales 7.000 provenían de USA.

La expo fue una obra maestra de la arquitectura universal, creada por J. Pastón. La misma subrayó la ausencia de elementos decorativos, destacando la sobre elevación central producida por la presencia de árboles antiguos en su interior, que los ecologistas no quisieron que se arrancaran.

Uno de los aportes de esta gran exhibición fue la utilización de elementos prefabricados que originan una rapidez en el montaje, lo que genera, a su vez, la posible recuperación posterior.

Otro aspecto importante de esta construcción es la versatilidad de la estructura, pues las estructuras verticales se utilizaban además para canalizar aguas pluviales. 
 
Dos años más tarde, los mismos expositores americanos entusiasmados por los resultados de la muestra de Londres, organizaron una segunda edición de la “Expo Universal” en 1853 en la ciudad de Nueva York, aunque con resultados financieros desastrosos: ¡U$S 300.000= de deuda! 
 
Gustav Eiffel
Gustav Eiffel

Expo Universal


Más tarde apareció la tercera “Expo Universal” en París en 1889, con un costo aproximado de U$S 5.000.000=, en la cual participaron casi 21.000 expositores.

Ésta exposición se desarrolló con un elemento clave en su entrada: la Torre Eiffel, de 300 metros de altura, diseñada por Gustav Eiffel.

Ésta debió resolver varios problemas como: la cimentación, los vientos, el peligro que representaban las grandes aperturas y el agua.

Es una construcción que no tiene utilidad, sólo es un símbolo que estaba destinado a ser desmontado apenas terminara la expo, pero habiéndose transformado en poco tiempo en una de las atracciones principales de éste evento, finalizado el mismo, se decidió dejarla tal cual puede observarla quien hoy día viaje a Paris (¡les aconsejamos visitarla y subir hasta el último piso!).

El gran valor de la Torre es su representación simbólica, pues representa a Paris y Francia. Se caracteriza no por su decoración, de escaso valor, sino por su gran obra de ingeniería. 
 
¡Pero Viena también quiso marcar la historia en éste mundo de los eventos! Fue así como realizó la cuarta y más grande Expo Universal hasta sus días, con un costo próximo a los U$S 11.000.000=.

Los edificios en el Prater, el famoso parque Vienés, en una isla del Danubio, hospedó casi 26.000 expositores y se recibieron más de 6.500.000 visitantes. 
 
Para que vayas sabiendo, éste tipo de expo universales son siempre patrocinadas por un gobierno nacional y exhiben una amplia variedad de productos y servicios, como así también novedades técnicas y culturales, y productos manufacturados. Tales exhibiciones tienen a menudo un importante impacto social y económico en el país que la realiza.
 
Como has visto hasta el momento, a lo largo de los 150 años que tienen de historia las expo universales estas sin dudas fueron el antecedente de nuestra bendita profesión que para ejercerla, no importa qué tipo de eventos organicemos, debemos tener…
 
1 Formación como O.P.E. -Organizador Profesional de Eventos
Para tener las herramientas cognoscitivas necesarias para afrontar los diversos escenarios económicos

2 Creatividad 
Para inventar nuevos y mejores eventos.
 
3 Ejecutividad
Para concretarlos.
 
4 Capacidad de Improvisación
Para hacer frente a cualquier eventualidad (no olvidemos que precisamente los llamamos eventos pues en ellos cualquier tipo de eventualidad puede acecharnos!)
 

Sobre el autor:

Dra. Betina Anzilutti
- Abogada. Especialista en organización de ferias y exposiciones.
- C.E.O. de Noun Eventos & Capacitación Ejecutiva (www.nouneventos.com.ar)
- Disertante sobre temas relacionados a la industria de los eventos en: Unión de Ferias Internac. Summer Seminar (Suecia), Expo E-learning (España), Sec. de Turismo de Malargue/mendoza (Argentina), Unicaribe (Rep. Dominicana) entre otros estrados internacionales.
- Autora de artículos sobre el mercado ferial latinoaméricano en: M+A Magazine (Alemania), Eventoplus (España) entre otras publicaciones internacionales.

Contacto: info@nouneventos.com.ar
Prohibida su reproducción total o parcial sin citar las fuentes
(Ley de Prop. Intelectual 11.723 – Rep. Argentina)
Fuente consultada: “the Art of the Show” – Sandra Morrow - USA

Si disfrutaste de la nota, nos encantaría que la compartas en tu red social:


Compartir
Twittear
Compartir

Comentar